HOY: La Primavera de Bragas

(INTERIOR, NOCHE, MONITOR)


CUESTIONARIO DE CADENA DE MAIL: -¿Cuál es tu color favorito de ropa interior?
MARÍA NATALIA*: -¡Qué pregunta estúpida! La gente tiene ropa interior de todos los colores.


Para muestra basta la mía:



Hete aquí para vuestro solaz una imagen del fenómeno que dimos en llamar “La Primavera de Braga”. Nunca pensé que terminaría subiendo a la Internet fotos de mis pantaletas, pero ya ven cómo cambia la fama a la gente.
Una vez que estábamos en Córdoba, precisamente la vez de la poda de plantas, mi amiga Isa* observó la soga con nuestra ropa tendida, donde tres prendas blancas de ella flameaban junto a un brillante culotte tricolor de mi propiedad. El mismo fulguraba ante el sol (quizás compitiéndole) con sus rayas azules y púrpuras separadas por hilos de lúrex fucsia. Mi amiga, calma de espíritu como golfo de aceite, cebó un mate y comentó: “Minga que saliste discreta para los calzones”.
Ya desde jovencita mis padres me decían que era una groncha, más ó menos sin ambages: “Siempre vestida así, vos, como chirusa”, “¡Qué pantuflas tan chafalonas!”, “¿Más brillos no podía tener, la cartera?”, “Todo bien con tu corte de pelo, pero es muy villa”, “Uia, parecés una Barbie comprada en Once”, “Ah, pero qué lindo colorcito de zapatos, si se nos queda el auto te usamos de baliza.”
En mi casa gastaban un humor un tanto cruel, eso es bueno porque hoy mis novios me dicen “con vos no salgo a la calle si no te sacás eso así que te pusiste” y yo los mando a paseo ya sin escrúpulos. Ninguna reprimenda me ofende. Además, me conozco lo suficiente como para saber que entre una capelina floreada de color salmón y un novio, siempre va a ganar la capelina.
En fin, veo que esto -así como el resultado en Google sobre la palabra “chafalón”- es un tema para extenderse; CONTINUARÁ…



(*) María Natalia es el nombre falso de la verdadera amiga que cuando cumplo años me regala ropa interior colorida y dicharachera como a mí me gusta, y por eso siempre tiene un sitial de honor en este blog.
(*) Isa es el falso apodo sintetizado de un segundo nombre real pero traducido de mi mejor amiga; creo que nadie va adivinar quién es.

10 comentarios:

-Pirlusa de la Sapinonda- dijo...

Durante todo Diciembre, Enero y Febrero este blog estuvo de vacaciones, como buen bacán que vive de rentas y tira plata a la marchanta.
Pero promete volver al proletariado pronto y trabajar seguido.

Staff de Bla Bla Bla dijo...

1- No nos llamó tanto la atención el color de tu ropa interior como un comentario que pasó casi desapercibido: "hoy mis novios".
¿Qué significa? ¿Tenés un novio para cada bombacha?

2- ¿Tres meses de vacaciones?

3- ¿Tres meses?

4- ¿En serio?

-Pirlusa de la Sapinonda- dijo...

Querido Staff, os contesto con gallardía:

1) Desde que mi actividad profesional viró del quehacer intelectual hacia el modelaje, sólo he conocido las palabras "novio", "filito" y "pretendiente" en plural;
http://holaholahelecho.blogspot.com/2008/04/vergenza-es-robar.html

2) En realidad sólo fueron tres semanas, pero como después llegué y me tuve que poner a trabajar de cualquier cosa para pagar la joda, estuve ocupada y le dí vacaciones al blog.
De todas formas saqué una chorrada de material para Uycaramba, están invitados a pasarse por allí y disfrutar de las Crónicas Teresianas cuando gusten.
Responder el punto 3 y 4 sería redundante.


Un cordial saludo,
Pirlusa de la Sapinonda.

La Criatura dijo...

Che, Pilar de Bocourt, mirá, me hiciste buscar "braga" y en un momento dice: "son muchos los eufemismos que en la actualidad se emplean para sustituir el término braga. Hoy en día, el equivalente de esta prenda en masculino es calzón o calzoncillo". ¿? ¿alguien entiende a wikipedia?

Entonces ¿en Praga usan bragas? ¿En verano dan calor? ¿Claudia también las usa?

Ahora ya podes salir a hacer la publicidad esa de rojo canosa o negra capristo... serías algo así como multicolor pirlusa
(lo de "barbie de once" es una injusticia)


(Por las "vacaciones" del blog pensé que te habías quedado de jardinera en córdoba... aunque el desdoblamiento por santateresa no cerraba demasiado)

-Pirlusa de la Sapinonda- dijo...

Cuchame vos, che, equeté, Criatura.
Siempre me he relacionado con mujeres que utilizan las palabras "bragas", "calzones", "bombachas" y "pantaletas" como sinónimos.
A Wikipedia y a Facebus les abrigo una desconfianza similar al pan dulce de oferta en abril.

En el ´68 estalló en Praga una gran debilidad por los colores de ropa interior, además de ciertos deseos de autarquía e independencia, pero a los soviéticos no les agradó y entangaron, perdón, entancaron la ciudad. Y delante de un tanque ruso a ver a quién no se le caen los calzones.

Respecto a las vacaciones del blog, es una Verdad Revelada que esta Pirlusa, cual deidad admirable, ha contraído el don de la ubicuidad: está en Córdoba, en Santa Teresita, en Buenos Aires, en San Juan, en Madrid, y en tu casa bajo la alfombra del baño.
A cuidarse.

Milenius dijo...

Hola Pirlusa!

Me mató lo de la capelina. Sí, algunos novios valen mucho mucho menos que una capelina usada. Y siempre es necesario tener a mano algo para taparse la sesera. No vaya a ser que se venga la lluvia de meteoritos y a una se le arruine el peinadete.

Te mando un beso, nos vemos!

-Pirlusa de la Sapinonda- dijo...

¡Bienvenida, querida Milenius!
Comparto y respaldo plenamente tu postura sobre la cotización novio/capelina.
Un beso, nos veremos en algún comentario de blog!

cacta dijo...

ahi!! ahi estan las mias! un orgullo exportado!!

Y lo digo: me asombra tu capacidad de hacer un post de un calzón

Mr Mojo Risin dijo...

Brillante la historia de la Primavera de Praga relacionada con las bragas checas. Brillante Pirlusa.

Que linda colección de ropa interior, son muchas, una para cada día del año. Podes optar para usar segun tu estado de animo y la ocasión con alguno de tus tantos pretendientes.

-Pirlusa de la Sapinonda- dijo...

Uy, este comentario del Mojo me pasó inadvertido hasta ahora. No son tantos los pretendientes, camarada, últimamente ando más sola que Sofovich en el día del amigo. Igual es por propia elección, qué tanto.
Ya aparecerá alguien que amerite mostrar mi cromatismo interior.