HOY: Las excusas

(INTERIOR, MEDIODÍA, CASA DE LA TÍA SILVANA*)

TÍA SILVANA: -¡Alfredo! ¡Por fin aparecés! ¿Tu vuelo no llegaba a las tres de la mañana?
TÍO ALFREDO*: -Eh...sí, mi amor, pero tardamos porque se le pinchó una rueda al avión.



Qué mejor que hablar de las excusas excusándome. Me excuso porque esto es una excusa para hablar de un nuevo escapismo, que me viene como pulsera a la muñeca para excusarme de trabajar, estudiar, ser responsable, buscar una foto pertinente para esto que escribo. Sí. A los arreglos eléctricos y al Torneo Clausura se les han sumado Las Películas de Acción de Telefé.
Los sábados, por suerte, sigue existiendo algo así como los Sábados de Súper Acción que daban en Canal 11 cuando era chica, que ya eran una reedición de los otros Sábados de Súper Acción de cuando mi papá era joven. Lo malo es que las de Indiana Jones ya no las pasan más, ponen solamente de actores poco famosos, como Vin Diesel, o medio viejos y ya con panza como Van Damme y Steven Seagal, o de negros, o de chinos; se ve que para Hollywood ser negro o chino también es estar un poco devaluado.
Todas estas películas pueden clasificarse en tres grandes áreas:
1) Gente contra vampiros
2) Gente contra robots
3) Gente contra inmigrantes ilegales potenciales o en acto
Dentro de esta última hay toda una serie de subcategorías, como ser: Chinos Con Armas Nucleares Y Camisas De Seda Negra; Sudamericanos Que Narcotrafican Y Admiran a Fidel Castro; Soviéticos Rapados Y Bigotudos Que Hablan Con Acento Y Prostitutas; y, entre otras, Negros Con Selva Atrás.
Al principio pensé también en la categoría “Gente contra extraterrestres”, pero sorpresivamente no hallé casi ninguna. Las pocas que hubo se prestaban a la confusión, ya que eran extraterrestres-vampiros o extraterrestres-robots o extraterrestres que venían del desierto de México; por tanto podían incluirse en las tres tipologías ya descriptas sin demasiado problema. En cuanto a “Gente contra zombies” consideraré que un zombie es en esencia lo mismo que un vampiro, por su compartido status muerto/vivo. De todas formas hay argumentos que escapan a mi intento de clasificación, como la de los extraterrestres malvados que intentan dominar el mundo poniendo huevos en los subtes de Nueva York, comandados por Rasputín (¿?), al quien sólo puede detener “el Diablo”, convocado de apuro por el FBI…en fin.
Como afirman varios autores que desearía plagiar, la masiva industria cultural hollywoodense tiende a la homogeneización y repetición de esquemas, la producción en serie borrando toda marca de autor, la maximización de beneficios, la apuesta exclusiva a las fórmulas exitosas pretesteadas en el mercado y varios otros pecados mortales. De resultas que con cuatro ítems combinados, las compañías producen incontables guiones, cual fractal de protector de pantalla. Así veremos estrenos de gente contra vampiros-piratas, ninjas-vampiros, extraterrestres-piratas, robots-ninjas, zombies-piratas contra extraterrestres-diablos, etcétera. Me he prometido que hasta no ver a Steven Seagal contra Los Fantasmas Surfistas y a Chuck Norris vs. Los Diplodocus Virtuales, no abandonaré esta afición tan productiva e interesante, por más que le echen la culpa de una invasión alienígena del futuro a monjes zaristas asesinados hace noventa años, o digan que al Papa comunista lo mató la mafia siciliana con un capuccino envenenado, o que Jesús tuvo hijitos, o que en el 2065 se van a prohibir los besos.

*Silvana no es mi tía ni es Silvana, pero le decimos tía porque es una amiga de mi mamá. Y lo que dijo su marido fue en serio.
*Alfredo creo que sí se llama así, pero confío en que no entre a esta página.

3 comentarios:

cacta dijo...

.

Eso de lo que hablás es casi como una religión!

Deberías también hacer un análisis del guión de esas películas:

-matón protagonista al que un suceso trágico lo obligó a estar en esas circunstancias (secuestro del hijo, asesinato de su padre, etc.)
-chica bella que comparte la acción con el matón protagonista, pero al cual no besa sino hasta el final de la pelicula (generalmente latina, o yankie de wall street uniformada como recién salida de la oficina)
-amigo, compinche o patiño del matón, al cual probablemente hieren en algún momento del film


momento..! no estoy hablando del guión.. no importa, me cebé igual
chau, ahora me fui

Pirlusa de la Sapinonda dijo...

DIABLOS! es verdad... en esa categoría entran desde las de Jackie Chang hasta "La Femme Nikita".

Pirlusa de la Sapinonda dijo...

Chan, dije, Chan.