HOY: Los gastos de las Pascuas

(INTERIOR, SÁBADO DE GLORIA, CASA DE PRISCILA*)

PRISCILA:-Sí, ahora a mi otra hermana le dio por la religión, no sabés todos los santos que hay en casa, algunos te miran y todo.
YO:-…
HORTENSIA* -¿Y a vos qué te molesta?
P:-Que soy atea y hay santos por todos lados, ¡mirá esa Virgen en el teléfono, cómo te mira!
H:-Es verdad. Igual a mí también me pasa, prendo velas a la noche y me compré una Biblia.
P:-Pero Hortensia, ¿para qué querés otra? Si yo tengo una y no la uso. (Porque Priscila es atea)
H:-No, pasa que la que yo me compré es una Biblia actualizada.


Muchos hablan del estrés de la Navidad, del consumismo de la Nochebuena, de los gastos que acarrea el hecho de festejarla, de cómo afecta al hígado tanto chupi y brindis. Pero, ¿y las Pascuas? ¿Acaso la Pascua está en orden?
Las Pascuas son elitistas, sólo admiten pescado, gallinas y liebres. Nada de otros animales. Nada de renos. Yo creo que eso ayuda mucho a completar el horario de los noticieros, que ya prevén veinte minutos por emisión a las notas acerca de cómo aumentó el pescado este año, y lo imposibles que están los huevitos de chocolate. Respecto a esta golosina, la opinión generalizada es que “es un robo y se pasan, no te trae nada” (sic) pero sin embargo comentan eso luego de haberlos comprado. Es como con “Gran Hermano”, que lo normal es decir “yo no entiendo cómo pasan eso en televisión” (sic) pero saben a quién nominaron últimamente, quién se fue, qué canción bailable puso de moda el programa, a cuál de las chicas la publican en Maxim y qué muchacho lloró en el confesionario. Y sino, se apuran a enterarse, pero como quien no quiere la cosa, así, disimuladamente. Para mí que estas personas son de lo más fallutas.
Sacando las velas, las Biblias actualizadas, el Pentateuco remixado y la mar en coche, aún quedan gastos cuantiosos en estas fiestas pascuenses. Comer pescado, por ejemplo. ¿Se imaginan cómo afecta al presupuesto medio familiar tener que comer sushi todos los viernes, cual personaje de “La Lola”? Hay gente que come liebre a la parrilla, el domingo, para zafar del sushiman. Y es cara. Uno se pregunta las razones que tiene la gente para comprarla. Si con un pollo estamos, ¿por qué correr la coneja? Se dice por ahí que en realidad es una venganza subconsciente tramada por los jefes de familia. Dichos mártires soportaron en los supermercados a multitudes de conejos-promotores que les vendían huevos sin sorpresa, o huevos rotos, o con confites de anís en vez de roclets; en fin, es lógico que quieran vengarse de esos oportunistas enmascarados que les daban gato por liebre.
Algunos abrigan la tesis de que en realidad los huevos de pascuas no se compran, se trata de un trueque o intercambio, porque comprarlos te cuesta uno. Yo -hasta hace relativamente poco- creía que los de chocolate los repartía la Liebre de Pascuas, y me la imaginaba como una traficante mayorista de estos artículos de lujo. Como buena asidua del cliché, la suponía usando batas de raso rojo, bebiendo escocés etiqueta negra y escuchando a George Michael con dos conejitas Playboy en la falda. Ahora sé que a quien llaman “la Liebre”, es en verdad el dueño de Bonafide.

(*) Priscila es el nombre falso de esa amiga que siempre me lee y que sólo por eso -y otras grandes muestras de amistad- le preservo la identidad.
(*) Hortensia es un buen nombre falso que sirve para reemplazar al que tiene una hermana verdadera de la falsa Priscila.

7 comentarios:

cacta dijo...

.

QUE CARAJ ES ESTO!!
EXIJO UNA EXPLICACIÓN!

Nos pusimos minimalistas para los textos??

Pirlusa de la Sapinonda dijo...

No, no. Es que está "not available".

****

¨¨
.

Eso de que no te bancás a los artistas conceptuales parece ser la pura verdad.

cacta dijo...

.

mi comentario va a ser minimal también:


"PFF!"

Pirlusa de la Sapinonda dijo...

En realidad yo me estaba solidarizando con tu huelga a causa del corte de suministro de comments. Me paré con una cacerola en Plaza de Mayo, llevando un cartel que decía "ESTOY CON EL CACTO."

Pero como siempre, este vil mundo ha malinterpretado mis buenas intenciones.

cacta dijo...

.

ABAJO LAS PASCUAS!

SIEMPRE LA PASO MAL, NO ME GUSTA EL MENÚ POCOCARNIVORO Y NUNCA COMO SUFICIENTE CHOCOLATE!!!

además nunca entendi de que se trataba todo eso..

Pirlusa de la Sapinonda dijo...

Me parece que estás macaneando... tomaste hasta la confirmación. No intentes ser como esa chica que ocultó la verdad fehaciente de su bautismo a toda una multitud.

Jorge Ramiro dijo...

Siempre en las pascuas es ideal poder juntarnos en familia y disfrutar de las comidas. Para mi lo mas tradicional es juntarse en familia mas alla de cual sea la comida del dia. El ultimo año nos juntamos a comer sushi en palermo