HOY: Las diferencias ideológicas


(INTERIOR, AQUELLA TARDE DE ELECCIONES, DEPARTAMENTO DE PRISCILA*)

YO: (Recién llegada, desempaca una lata de duraznos) -¿Y? ¿Quién ganó? (Manotea torpemente pochoclo de un plato y se escalda con el caramelo caliente. Entre sus dos compañeros percibe un aroma a bronca fracturante de amistades y aguarda la novedad.)
PRISCILA: - Gana Macri, y yo casi-casi lo voto.
NACHO*: - Y yo casi-casi te retiro el saludo.


Por suerte Priscila había perdido el documento y no pudo ir a votar, y ya no está a favor de Macri. De hecho ahora está en contra de él, de Uribe, de Churchill, del Almirante Rojas, de Kruschev, de Berlusconi y del Capitán América. Muchos de ellos ya no están entre nosotros, pero eso no es molestia; el revisionismo histórico nos ha demostrado que nunca es demasiado tarde para andar enemistándose con figuras públicas. De todas formas, eso nos importa un pimiento, porque las diferencias ideológicas ya no son lo que eran.
La posmodernidad nos ha hecho el gran favor de fragmentar la sociedad, atomizar los lazos solidarios tradicionales, emburbujar a los individuos y customizar los movimientos políticos. Y entonces ¡voilá!: los que quieren un cambio, votan a Mauricio, rompiéndole, por tanto, las piernas a la Lógica. Administrar el Estado cual si fuese un eficiente consorcio del barrio de Belgrano es ser…¡pro!. Que esté todo bien limpito, bien iluminado, con muchos policías, eso es todo lo que cuenta, e insisto de nuevo, con entonación de propaganda de shampoo: ¡es tan pro!
El Partido por la Legalización y Despenalización del Cannabis, y el Partido Antitaurino Español también son dos grandes ejemplos de partidos de diseño. (Próximamente en la vidriera de www.holaholahelecho.blogspot.com) Te los probás y te quedan bien, por ende vas y los votás, cuando gobiernan prohíben las corridas de toros, y listo. Su misión patriótica habrá llegado a destino. ¡Es tan fácil ser ciudadano!
Hay partidos de lo que uno quiera, incluso para los que no quieren partidos ni gobierno, ni Dios ni patria ni patrón. En lo que va del siglo, hasta los anarquistas se nos han aburguesado. Con lo pintorescos que eran. Y además, de nuevo el punk está de moda en la alta costura, y sale carísimo. Ya no hay diferencia entre hippies y yuppies; fuman lo mismo, leen idénticos libros de autoayuda, siguen la dieta no-cárnica por el mismísimo porque sí. Los piquetes se hacen en Recoleta y Barrio Norte; Mariana Nannis usa gorras del Che, etcétera. Se ve que en el estomaguito del sistema queda lugar todavía para muchas y sabrosas oposiciones, contrahegemonías y contestatariedades varias. ¡Bon appétit, Monsieur Système!
Siglo XXI cambalache, posmoderno y senil, cantaría el tango si existiera. (Decimos senil por no decir gagá, porque ya no está de moda la palabra). Tetas de plástico que se encarecen cuando son más “naturales”, señoras que “se cuidan” tomando edulcorantes cancerígenos, concursos para quinceañeras donde el premio es una cirugía de nariz. Todo está bien revuelto y no se puede separar la cizaña del trigo porque los transgenizaron a los dos entre sí. Y como vemos, Vladimir Ilich Ulianov, el vanguardista del proletariado, el “hombre del pueblo” -Lenin para los camaradas- sí: ahora Lenin es DJ.


(*) Priscila es el nombre falso que debo usar para no escrachar a la que casi-casi vota a Macri.
(*) Nacho no existe pero igual le cambiamos el nombre para preservar su identidad.

5 comentarios:

cacta dijo...

.

PROBLEMAS TECNICOS?

Wangbu dijo...

Ola! Me Wangbu. Soy de las Filipinas. Usted tiene un hermoso blog. Estoy tan feliz de visitar.

Pirlusa de la Sapinonda dijo...

¡YO ESTOY TAN FELIZ DE QUE ME VISITES!
¿Hay posibilidades de que yo visite las Filipinas?

cacta dijo...

.

me suena a cuento chino














bueno, no me hagas caso, simplemente estoy envidiosa

Pirlusa de la Sapinonda dijo...

Sí, el señor wangbu es de lo más serio. Para mí que se equivocó de blog o está haciendo propaganda.

Con lo que me gustaría a mí pasar una temporada en Filipinas.