HOY: La huelga II

La cosa es que se armó un bidet de diálogo, y yo les pregunté a los rebeldes qué querían, y me contestaron “Queremos al Plomero”. Y me decidí a llamarlo, para que volviera por el baño, porque en esos momentos estaba con la Puerta de Hierro del patio, arreglándola. (Juro por el Santo Moranguete que eso es completamente cierto; de hecho creo que es lo más veraz y verosímil de toda esta fábula.) Mientras el Plomero estaba en el patio arreglando aquella puerta, que había tenido que desarreglar para poder hacer un arreglo –¡qué paradoja!- en la tubería del lavadero, en la cortina de la ducha empezaron a verse grafitis con las iniciales “P” y “V”, es decir, “Plomero vuelve”, “Plomero vencerá” y también “Con Plomero a la Victoria”. Al final vino, y se arregló todo. Y como dije, yo aprendí a luchar, resistir, berrear y patalear. Y esta semana lo estuve aplicando:
¿Fui a la facultad? ¡NO! ¿Regué las plantas? ¡NO! ¿Hice las compras? ¡NO! ¿Rendí el parcial? ¡NO! ¿Contesté mensajes? ¡NO! Bueno, algunos sí, pero igual. ¿Estudié? ¡NO! ¿Leí? ¡NO! ¿Comí cuatro veces al día? ¡NO! ¿Fui al psicólogo? ¡NO! ¿Me levanté de la cama? ¡NO! ¿Qué hice, entonces? ME EMPAQUÉ. COMO UNA MULA, SÍ.
La macana es que hacerle huelga a la vida es complicadísimo. En los países más desarrollados, los más mejores, con otro esquema productivo, es fácil, porque los huelguistas pueden pactar por la suya. En el caso de Japón, ponele, los chicos de mi edad que entran en huelga con la vida, hacen un pacto suicida y chau pinela. Pero no, a este país llega todo con atraso.
(…)
Mis amigos me diagnostican depresión. Pero no es una depresión cualquiera. Lo que a mí me agarró es una Depresión Combativa, compañeros. Ahora bien, ¿a santo de qué?, se preguntarán las hadas, es decir, los lectores. Pues bien: (Golpea el puño sobre la mesa) ¡Estoy en huelga por el lock-out patronal a las Buenas Noticias de Primera Necesidad! (Levanta el índice izquierdo) ¡Y por la mala leche! (Se acomoda los dos micrófonos, como la Presidenta) ¡Hago paro activo por el desabastecimiento de Hombres que Valgan la Pena! (Aplausos y vítores) ¡Y por la histórica lucha del ochenta por ciento móvil! (O aunque sea un veinte por ciento de algo que me movilice a amanecerme cada mañana, ¿no?, eso.) ¡Y si llegáramos a las últimas circunstancias…(toma aire)! ¡No me van a doblegar! (Chilla) Si la Patota Sindical de la Vida llega a forzar la puerta de mi pieza tomada, a oscuras, donde me atrincheré, ¡me encontrará con el piyama puesto! ¡y el dedo en el gatillo del control remoto! pronta al zapping entre telenovelas de la tarde. ¡Porque así se deprime una valiente! (Bombos, coros y sonido grabado de multitud) ¡una le-ó-ní-ná, caramba! (Señala amenazante) ¡Y más vale que lo vaya sabiendo esa Vida! ¡Puerca! (Puerca la vida, se entiende, como diría Arlt.) (Y también puerca yo, porque soy eso en el horóscopo chino, pero es otro tema y también otro post.) ¡En fin, queridas hadas!:
Hasta la conciliación obligatoria, ¡siempre!


(*) Nacho es el apodo falso de un amigo verdadero que no la pasa del todo bien con mi empaque depresivo. Perdoname el mal enmule, Nacho. Soy una burdégana.

6 comentarios:

cacta dijo...

.

CLAP CLAP CLAP CLAP!!! ooohhhhjjjjjj (ruido de multitud, bombos y platillos)

SI VUELVO A LA DEPRESION, QUIERO QUE SEA ASÍ!!! CON CONVICCIÓN!!!







*el hada de los cactuses*

Petite Lu dijo...

Pilissss
bueno me alegro que hayas actualizado tu blog porque de este lado hay una lectora que te sigue cada semana! besos y nos vemos muy bueno el sabado con los improvisadores y el flamenco!!!!!!olé!

Pirlusa de la Sapinonda dijo...

¡OH! LAS HADAS EXISTEN.

Pirlusa de la Sapinonda dijo...

Eso de ir a ver un espectáculo por lo lindo que era el volantero que repartía los folletos, y de cómo terminamos inmiscuidas en un baile flamenco entre gitanos que nos miraban mal y nos hicieron echar, merece un post. (A la brevedad estará listo, como la cena.)

cacta dijo...

.

me perdí de algo en el camino?!
de dónde salió lo del flamenco?!

Petite Lu dijo...

jaja si! fuimos echadas por unos gitanillos muy bien vestidos, con pelos largos, oscuros y sedosos!
En fin, que andes bien pilis hablamos!!
besos!
Peque