HOY: Los Volanteros –Parte I-

(INTERIOR, VÍSPERA DE ELECCIONES ESTUDIANTILES, DESCANSO EN ESCALERA DE FACULTAD)

VOLANTERA: (Reparte panfletos de su agrupación a troche y moche, incluso con violencia)
JOSEFINA*: (Esconde las manos y se anticipa) –Gracias, ya tengo.
V.: -(Despreciativa, escamotea la pila de folletos) –Ah, igual no te iba a dar, nena.


Así te vea cargando amplio bolsamen supermercadil, una mochila de niño, el niño mismo, una begonia con maceta y el celular, te va a insistir para que agarres lo que reparte. Así esté ofreciéndole drenaje linfático a un señor trajeado con portafolio y bigote marcial, él le encajará el papelucho. El repartidor de volantes porteño conoce su profesión, y desconoce límites.
Hay dos tipologías básicas que conviene distinguir: el mercenario (le pagan; su hábitat preferido son las avenidas) y el ad-honorem (lo hace por amor a la camiseta -del Che- y frecuenta en manada las universidades públicas). Estos últimos suelen ser feroces y acompañar la volanteada con aullidos de propuesta electoral.
En el próximo encuentro hablaremos sobre los volanteros mercenarios, las categorías en que se dividen y sus frases favoritas. Lo urgente ahora son las medidas de prevención contra los ad-honorem. Si te ataca alguno, intentá debatir sin dejar que ponga en marcha su casete discursivo; equivale a no correr en línea recta cuando te persigue un cocodrilo.
Para que la comparación anterior tenga sentido supondré que es muy habitual ser perseguido por cocodrilos en la ciudad y que todos sabemos cómo huir de los mismos. Es una hipótesis mía porque con lo de la gripe N1H1 hace mucho que no piso las calles y me las imagino como un pandemónium de transeúntes malévolos que estornudan porcinamente, valerosos reporteros munidos de micrófono y alcohol en gel que los combaten, Godzilla refrescándose en los lagos de Palermo, un convoy de insurrectos animales del zoo puestos en libertad por cerdos resfriados a los que ni Elliot Ness puede detener por miedo a acercarse, y lo peor: votantes de Macri sin bozal.
Continuará.


(*) Josefina es en realidad una compañera mía la mar de finolis que, paradójicamente, tiene el nombre femenino más peronista del que se tenga noticia.

17 comentarios:

Zoso dijo...

http://berteolate.blogspot.com/

El blog que Mirtha lee antes de todos sus almuerzos aunque no pruebe bocado!

http://berteolate.blogspot.com/

fians4k dijo...

Recuerdo que, en la época que me volvía caminando por la porteñísima Av. Corrientes, tenía un pequeño némesis diario en forma de volantero. Un sujeto hábil, de técnicas cuidadas, estudiadas y repetidas a la perfección. El Harry Potter del papelito.

He venido con las manos en los bolsillos... y me ha puesto el papelito dentro del bolsillo (sorprendentemente, la billetera seguía en su lugar).

He venido leyendo libros, y me ha colocado el volante a modo de señalalibros.

He venido con las manos ocupadas con bolsas, y me ha colocado el volante en una de las bolsas.

Sinceramente, lo único que le faltó fué verme venir con un perro y ponerle una publicidad en la correa.

PD: Ojo con los cocodrilos, hoy dos se pusieron violentos cuando no les quise dar una moneda en un semáforo.

mandrake el vago dijo...

jajajajaja
mortal mortal!!! jejejeje he pertenecido a esa especie jejeje. Eso sí no tenías un mejor ejemplo a poner... (me mató lo de las cosnignas oximoron... y no... no las van a olvidar ni eso ni el uso de gerundios)

PD:
Por San Marx y Lasalle! estos pibes en particular son de terror planet... no vote, vot en blanco impugne no vaya boicotee, comase un asado, enfermese, vea la tele... algún día s eles van a acabar las opciones... :P :P :P

mandrake el vago dijo...

Ah! el post está acá:
http://almadbudin.blogspot.com/2009/07/ajedrez-y-relaciones-humanas-aperturas.html

Y fijese abajo que ya tiene un comentario más :)

Bistiarj dijo...

hola señorita!
yo conozco un volantero (un anciano volantero) que le agarraba los volantes, pensando pobre tipo mira la edad que tiene y esta ahi, a esa edad

pero paso el tiempo y el tipo sigue, es mas le vi colgado el bolsito en un clavo al lado de el, asi que se re instalo

entonces decidi no agarrarle el volante mas, "ya cumpli mi servicio militar obligatorio"
saludillos

-Pirlusa de la Sapinonda- dijo...

Zoso: gracias por volantear su blog, no podía obtener mejor ejemplo que el suyo para este tema.

Fians4k: Bienvenido, vuelva siempre.
Su experiencia con el volantero me ha inspirado para la segunda parte, ese hombre era un mago frustrado, o un mago part-time, quién sabe, por ahí te lo podías llegar a cruzar en el cumpleaños de tu sobrino menor.
Y ya me imaginaba yo que lo de los cocodrilos era cierto y no una exageración de los noticieros para atemorizar a la teleaudiencia...

-Pirlusa de la Sapinonda- dijo...

Mandrake: sí, la lógica subyacente termina siendo "No se meta, hágale el juego a la derecha". Es notable cuántos militantes de la JCR tienen papis platudos, y cuántos ex afiliados al PC son actuales empresarios neoliberales. (En serio)
¡Gracias por el linkeamiento, Mandreic! ¡Me trajo muchos turistas!

Bistiarj: tal cual, has descripto con pelos y señales a la tipología que dimos en llamar "El Mendincante". Próximamente, sólo en El Helecho que Lee. Una pregunta, ¿el servicio que hiciste te fue útil para salir de la calle y tener algo que hacer? La "Su" lo recomienda y estamos viendo qué resultados da.
Gracias por pasar y vuelva siempre.

Tyler Durden dijo...

"el niño mismo"

por dios mujer, se me escapó una gotita de pis, la pucha

Cosas de la Vida dijo...

Y...
Yo que fui volantero en esta vida los respeto desde las profundidades de mi ser. Salir a volantear y/o folletear es una aventura a la que todos están invitados.



Respeto!

-Pirlusa de la Sapinonda- dijo...

Tyler Durden: no hay problema, séquese la pitusa, olvide el incidente, siga riendo y, si es tan ambale, pase por Uycaramba que tal vez logre desempatar la encuesta.

Cosas de la vida: hago extensiva la anterior invitación para usted, esa encuesta no deja de estar empatada y quedan horas para que cierre. Y respecto al volanteo, claro que sí, los respetamos, yo también tuve esa ocupación una vez.
No la extraño.

-Pirlusa de la Sapinonda- dijo...

Nota: "ambale" no, "amable".
Es curioso, ambale suena a instrumento de percusión africano. Me lo voy a inventar.

La Criatura dijo...

yo de chico jugaba de volante, era tan malo que me mandaron a la defensa, y era tan malo que abandoné la práctica.

Milenius dijo...

Hola, Pirlusa: agudo análisis el suyo. Yo entraría a las piñas cuando insisten en entregarme un volante aun cuando llevo en las manos tres bolsas de supermercado, una cartera, la moneda para el colectivo y estoy hablando por celular, pidiendo "por favor, poné el agua que llevo los ravioles". Claro que entraría a las piñas si tuviera las manos libres. ¿Esto constituirá una especie de falacia epistemológica? Si tuviera las manos libres podría simplemente agarrar el volante...
Para no entrar en dudas, simplemente digo "no, gracias".

-Pirlusa de la Sapinonda- dijo...

Criatura: muchos volantes terminan por el suelo.

Milenius: entonces, que usted tenga las manos ocupadas salva la integridad física de más de un volantero! Deberían estar agradecidos de obtener un "no gracias" en lugar de un schiaffo.

Milenius dijo...

Satamente.

mandrake el vago dijo...

Sisis(Pero se llenan la boca diciendo que el juego a la derecha s e lo hacen los demas - tanto los d ela chinoise como los segidores de cierto empresario comunista de pobre prefromance electoral)

Anónimo dijo...

Hola la verdad ay q tomar los volantes ya que como ciudadanos estamos obligados a cumplir nuestra virtud civica si es que la tenemos tan solo es tomarlo y tirarlo en el tacho mas cercano abremos ayudado al volantero y abremos cumplido nuestra virtud civica si todos agarrariamos los volantes en una hora ya n estaria el volantero xq se le habrian terminado trabajaria mas tranquilo sin exijensias algun dia llegara ese dia el dia de la educacion y saber el significado de la palabra empatia ESCRITO POR SERGIO ADRIAN CORDOBA CATEDRATICO NO TITULADO